La Fobia dental o miedo al dentista hace que en la mayoría de las ocasiones el tratamiento dental y las revisiones sean postergadas innumerables veces buscando cualquier argumento o excusa cierta o no para ir postergando el compromiso. En este caso, una profesional universitaria con un gran miedo y fobia por malas experiencias anteriores fue postergando su visita a pesar de tener en los dientes problemas graves de salud y estética Con Sedación y una sola visita se logró cambiar su visión de los dentistas. Este miedo al dentista que se convierte poco a poco en fobia dental, puede desaparecer o al menos reducirse en su mayoría con una sesión o dos de sedación. El miedo al dentista puede ser solucionado y reducido en su totalidad con la sedación y a través de un protocolo completo que se ha elaborado con la experiencia de más 15 años y muchos pacientes tratados. Se hicieron diferentes restauraciones de cerámicas e implantes con la colocación de provisionales y terminación de fundas cerámicas de alta estética. Finalmente también se ha podido realizar un color más blanquecino con las fundas sobre implantes y un ligero perfilado labial a petición de nuestra ¨coqueta¨paciente que ha cambiado su concepto de salud bucal y ha dejado de tener miedo al dentista.