Periodoncia

La periodoncia estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y condiciones que afectan los tejidos que dan soporte a los órganos dentarios (encía, ligamento periodontal, cemento radicular y hueso alveolar) para el mantenimiento de la salud, función y estética de los dientes y sus tejidos adyacentes.

Las principales enfermedades periodontales que afectan a una dentición son la periodontitis y la gingivitis.

La gingivitis es una infección superficial que afecta a las encías, pero que no llega todavía al hueso. En ocasiones, las encías pueden parecer tener un aspecto normal, pero presentan algún signo como por ejemplo, estar enrojecidas e hinchadas, sangrar cuando se cepilla los dientes o producir mal aliento.

Si la gingivitis no se trata a tiempo, la infección se extiende desde la encía al hueso subyacente y pasa a llamarse periodontitis.

En esta etapa de la enfermedad, el hueso que soporta los dientes se pierde, lo cual provoca al cabo del tiempo la movilidad de los dientes y la posible pérdida de los mismos. Los signos de alerta que se pueden observar en la periodontitis son: aparición de espacios entre los dientes, movilidad de los dientes, retracción de las encías y, dolor vago, picor y molestias en las mismas.